SEMANA MUNDIAL DEL PARTO RESPETADO 2019

13 al 19 de mayo 2019 – LEMA: “El poder de parir está en ti”

#SMPR2019 #elpoderdeparirestaenti

Con motivo la Semana Mundial del Parto Respetado, desde la FAME, las matronas queremos dar visibilidad al concepto de parto respetado y al trabajo de la matrona al lado de las mujeres para una vivencia más satisfactoria de sus partos.

La FAME define el parto normal como aquel proceso fisiológico único con el que la mujer finaliza su gestación a término, en el que están implicados factores psicológicos y socioculturales. Su inicio es espontáneo, se desarrolla y termina sin complicaciones, culmina con el nacimiento y no implica más intervención que el apoyo integral y respetuoso del mismo.

Las matronas, como personal sanitario en cuyas competencias se encuentran todos los aspectos contemplados en el parto normal, tienen un puesto privilegiado al lado de las mujeres. Proporcionan los cuidados de calidad necesarios, acompañando con calidez a la mujer y a su acompañante, o siendo su apoyo cuando la realidad no coincide con las expectativas que se habían imaginado sobre su parto.

El lema de este año es “El poder de parir está en ti”. Las mujeres saben parir, los bebés saben nacer y las matronas acompañan a las mujeres en el proceso de empoderamiento que se gesta junto al embarazo y velan por que el parto transcurra de forma segura y respetuosa. Por ello las matronas:

  1. ACOMPAÑAN a la mujer en un momento vital.
  2. ESCUCHAN los deseos de la madre de cara al parto.
  3. DEFIENDEN los derechos de madre y bebé.
  4. APOYAN a la madre para conseguir una experiencia positiva del parto
  5. INFORMAN y aconsejan a la mujer en su toma de decisiones, aportando información basada en la evidencia científica y respetando su derecho a la autonomía.
  6. ESPERAN, para respetar los tiempos de un parto fisiológico seguro.
  7. FAVORECEN el parto normal.

Desde la FAME nuestro compromiso es claro y contundente. Como profesionales, tenemos el deber de proporcionar un acompañamiento respetuoso a la mujer, su pareja y su bebé para que la experiencia del nacimiento sea satisfactoria y gratificante, así como contribuir a que la mujer se empodere y asuma que el poder de parir está en ella. El mejor comienzo de vida para un bebé está vinculado a un nacimiento y parto respetados.